Son elementos estructurales de vidrio normalmente fijo, situado en el techo de un edificio. 

Este tipo de cerramientos no solo provocan un aislamiento en su conjunto (térmico y acústico) de la vivienda o edificio, sino que también aportan luz, fundamental para dar calidez y luminosidad en los espacios más oscuros. 

En este tipo de cerramientos, el elemento más a tener en cuenta, es precisamente el vidrio, pues si se trata de una zona donde nos de poco el sol, se pondrá un vidrio mas sensible que capte más rápidamente los rayos de éste, y si se trata de una zona donde nos da mucho el sol, la cubierta de cristal consistirá mas bien en un vidrio mas oscuro que nos permita controlar la cantidad de luz y calor que penetra en el interior de la vivienda.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted